CLIENTE ENOJADO POR ALTOS COBROS “SIN INTERÉSES”

Medio: Diario de Yucatán YUC

Periodista: Wendy Ucán Chan

Liliana Pisté Perera pasa un calvario luego de los cobros que considera excesivos que le hace una casa de empeño que pretende obtener más del doble de interés por sus alhajas.

La mujer explicó que anteayer acudió al establecimiento ubicado en la calle 51 con 54 del Centro para pagar su refrendo que de acuerdo con lo que siempre paga por cada mes sería de 400 pesos. Sin embargo, se llevó una sorpresa cuando le informaron que su adeudo del mes de abril sería de 1,021 pesos.

La afectada reclamó a la encargada de los cobros, quien le dijo que no estaban haciendo recargos y que “no había nada que hacer más que pagar”, incluso pidió hablar con el encargado, pero no la canalizaron.

Señaló que su caso no era el único pues varias personas salieron enojadas e insultando por los abusos.

Liliana Pisté recordó que la casa de empeño cerró por la contingencia y solo dejó un número telefónico en la fachada donde nunca contestaron las llamadas.

Sin embargo, en la reapertura luego de tres meses los trabajadores indicaron que por la pandemia no se cobran recargos por la contingencia, pero no se explica de dónde viene el cobro excesivo.

En caso de que la afectada quisiera ponerse al día por los tres meses tendría que pagar 3 mil pesos, cuando de acuerdo con sus recibos de pago debería ser alrededor de 1,200 pesos.

Trabas por la pandemia

El abuso causó el enojo de la mujer y se presentó en el área jurídica del Palacio Municipal en busca de asesoría, donde le dijeron que citarían al encargado del sitio, pero no le garantizaban que se presente, por lo que le pidieron regresar.

Ayer se presentó al módulo de la Profeco donde recibieron la queja, pero se resolvería en unos tres meses pues por la pandemia hay pendientes y como ahora pertenecen a Cancún había que esperar.

También le recomendaron llamar a las oficinas de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), pero la operadora respondió que por la contingencia no estaban laborando y en otros números telefónicos de la Comisión nunca le contestaron.

Según la quejosa varias personas han ido al módulo de la Profeco por la misma situación, pero pocos se atreven a hacerlo público por el miedo a perder sus alhajas.

Añadió que solo queda esperar que el encargado dé la cara y explique la causa de los cobros excesivos

Nota en:

https://www.yucatan.com.mx/yucatan/largo-peregrinar-por-una-deuda

Leave A Comment