ENFRENTAN PIGNORANTES CALVARIO TRAS SAQUEOS

Periodista: Liliana Espitia

Medio: Reforma

Hace dos meses, Leticia acudió a la casa de préstamo First Cash, en Tultitlán, para empeñar una olla exprés y un horno de microondas; cuando fue a desempeñar recibió un juego de té y dinero, pues sus prendas fueron robadas.

Tras los saqueos de enero, la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (AMESPRE) reportó que alrededor de 20 casas de empeño en el Estado de México resultaron afectadas.

Ubicadas en Ecatepec, Tultitlán, Zumpango y Tecámac, las pérdidas ascendían a los 100 millones de pesos.

En sucursales de Empeño Fácil, Porvenir y Cash Apoyo Efectivo, los vándalos que pusieron como pretexto el gasolinazo arrasaron con lo que encontraron.

En algunos casos, como el de la tienda First Cash situada en la Avenida Prados Sur, tuvieron tiempo suficiente para entrar a las bóvedas, llevarse los artículos de empeño y no sólo lo que se exhibía para venta en vitrinas.

Rafael Mondragón, presidente de Amespre, explicó que los seguros no cubren actos vandálicos, por lo que las empresas responderían por el valor del avalúo de las prendas robadas.

Los empresarios, sin embargo, consideran injusto enfrentar cuando ellos también son víctimas. “No podemos controlar todo lo que está adentro (de las sucursales) sin apoyo de las autoridades”, señaló Lorenzo Ramírez, encargado de Desarrollo de Productos del Porvenir.

“Lo que nos parece muy raro es que ante una medida que sufrimos todos, como lo es el subir el precio de la gasolina, nosotros que no tenemos que ver en nada de eso seamos los afectados”.

Leer nota completa en:

Enfrentan pignorantes calvario tras saqueo

Leave A Comment