FISCALÍA DE JALISCO ADVIERTE DE CÉLULAS CRIMINALES DE EXTRANJEROS

Periodista: Redacción

Medio: Portal Excélsior

La Fiscalía General de Jalisco advierte de células delictivas comandadas y operadas por extranjeros, principalmente colombianos y venezolanos, especializadas en distintas modalidades de robo.

En lo que va del año han sido detenidos 44 extranjeros (29 de Colombia y 15 originarios de Venezuela) cometiendo diversos ilícitos particularmente relacionados al robo y narcomenudeo. Son expertas en robo y en clonación de tarjetas de crédito.

En grupos de cinco a siete personas ingresan al país por Cancún, Quintana Roo, y por el Estado de México, cobijados por funcionarios públicos corruptos que reciben por persona cinco mil pesos para evitar cuestionamientos sobre sus razones de estancia y son trasladados en vehículos rentados hacia distintas entidades.

Estos ciudadanos extranjeros ingresan a nuestro país con la intención de llevar actos delictivos: robo a casa habitación, robo a cuenta habiente (conejeros), robo a negocio y robo a comensales.

“En estos ingresos que hacen al país consiguen identificación falsa o apócrifa por si son detenidos hacerse pasar como mexicanos y evitar su extradición”, advirtió el fiscal general Eduardo Almaguer.

Al momento de su arribo son recibidos por ” personas de la misma organización o actividad delictiva, los cuales se encargan de proveerles hospedaje, alimentos y herramientas para llevar a cabo la actividad ilícita: desarmadores, guantes, armas y droga”, añadió.

Se les hospeda en hoteles cercanos a las zonas comerciales y restauranteras donde operarán su actividad delictiva.

El modus operandi que siguen es primero ubicar a la víctima, que especialmente ha hecho algún retiro monetario en algún cajero o banco. Le pinchan los neumáticos del automóvil para poder seguir a la persona o esperan a que le toque un alto de semáforo.

Los miembros de la banda de ladrones y narcomenudistas tienen reuniones frecuentes con el jefe que es de origen colombiano, esto en el municipio metropolitano de Tonalá, donde planean los atracos.

Hoy se sabe que estos delincuentes operan principalmente en zonas residenciales del municipio de Zapopan.

Particularmente en el robo de casa habitación buscan dinero en efectivo, alhajas, relojes y anillos, entre otros. O algunos aparatos electrónicos como pantallas y tablets”, dijo.

Posteriormente venden el botín a las mismas personas que los recibieron, les brindaron hospedaje, o a otros miembros de la organización que se encargan de “revenderlos” en casas de empeño, o talleres donde se trabaja el oro. Por otra parte, particularmente los relojes o alhajas de marca son enviadas a CDMX o Cancún para su venta y comercialización”, detalló Almaguer.

Incluso ellos mismos trasladan el botín, viajan en avión y portan las joyas, como de uso personal.

En cada plaza cometen de cuatro a seis robos y se cambian a otra entidad para seguir delinquiendo y con el propósito de no ser sorprendidos temporalmente regresan a su país para “dejar descansar la plaza”.

Cuando los delincuentes son detenidos por la autoridad contratan a bufetes de abogados especializados “que cuentan con algún nexo o que están confabulados con malos servidores públicos con los que a través de artimañas legales y a cambio de dinero obtienen su libertad.

Consultar nota en:

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2017/10/04/1192575

Leave A Comment