¿HASTA AHORA?

Periodista: Carlos Robles Nava

Medio: Portal El Diario de Coahuila

Desde hace años fui un convencido de que si a los rateros les “pegaban” o actuaban por donde más les doliera, bajarían los hurtos y esto por una simple razón, los únicos lugares donde pueden vender o empeñar las prendas ajenas robadas, es donde no les piden ni exigen factura u origen de lo que se dejará en supuesta garantía por el dinero recibido.

Esos lugares no son otras partes que las casas de empeño, Montepíos o bazares que en el pasado y muy en el pasado, jamás eran molestados por los investigadores” y “rastreadores” de los objetos robados.

Todavía hace dos o tres meses, los dueños de esos negocios que compran todo lo mal habido, jamás recibían la “visita” de una autoridad policiaca, para verificar si lo empeñado tenía una procedencia honesta.

Ignoro las razones por las que a partir de agosto pasado, agentes policiacos iniciaron visitas de inspecciones en los mencionados negocios, y al menos hasta el momento han decomisado una enorme cantidad de mercancía sin papeles que demuestren su legal origen.

Se han requisado televisores, radios, muebles diversos, celulares y una interminable variedad de mercancía que no fueron sustentadas con documentos que se trata de objetos legales.

El descaro, pero más que eso, la complicidad entre investigadores policiacos y los propietarios de esos establecimiento de pignoración se comprueba cuando nuestros “detectives” son conminados por sus jefes inmediatos de que tienen que aparecer los objetos denunciados oficialmente como robados, y ante la presión de quienes tienen la influencia y el poder de ser “recomendados”, como “por arte de magia”, en un santiamén aparece lo hurtado y así lo recupera su verdadero propietario.

La “barrida” o combate que están llevando a cabo los cuerpos policiacos ha tenido buenos y efectivos resultados. Así lo muestra la cantidad de artículos malhabidos y recuperados.

Lo que nuestras autoridades policiacas, al menos la Procuraduría de Justicia del Estado, por ahora no ha dicho cómo si se procederá conforme con la ley contra los compradores de los artículos robados, que estaban conscientes de que eran producto de latrocinios.

Leer nota completa en:

http://www.eldiariodecoahuila.com.mx/editoriales/2017/11/24/hasta-ahora-693138.html

Leave A Comment